Arquitectura vernácula: tradición con apego a las normas


La arquitectura vernácula se entiende, de acuerdo a Landa y Segura, como un “proceso de creación arquitectónica que no requiere de un arquitecto, que es instintivo, pragmático, utiliza materiales tradicionales y sustentables, y responde a las necesidades del individuo y su entorno en concreto.” (2017, 68).


A raíz de los sismos sufridos en el país en el mes de septiembre de 2017 se tuvo la oportunidad de observar el efecto de los mismos en este tipo de construcciones, principalmente en comunidades pertenecientes a los estados de Morelos y Puebla.



El Debate


A partir de lo observado, la comunidad académica se vio dividida en sus opiniones; aquellos que impulsaban la reconstrucción de las comunidades con un estricto apego a los sistemas constructivos vernáculos y aquellos quienes consideran de vital importancia la implementación de normas constructivas adecuadas a dichas comunidades.


Ambas formas de pensar encuentran sustento en argumentos completamente válidos. La escasez de recursos económicos y de mano de obra formalmente capacitada aunados a la necesidad primaria de contar con un espacio adecuado para vivir hacen que la gente construya con materiales locales y de manera intuitiva, y la situación geográfica del país, en específico la alta sismicidad que se observa en la zona, debería obligar a construir observando las normas de construcción vigentes.


Los esfuerzos que la población civil, incluyendo instituciones académicas, realizó para la pronta reconstrucción de las comunidades afectadas se orientaron principalmente a proveer habitáculos provisionales que pudieran ser erigidos rápidamente y a un bajo costo. En raras ocasiones se consultaron las normas constructivas de la zona en el diseño de dichos habitáculos.



El problema


Si bien debe ser imperante el conseguir que las familias afectadas recuperen su patrimonio y con esto su dinámica social, el hecho de construir vivienda de bajo costo con los mismos errores del pasado puede derivar en que, cuando se presente un evento similar en la zona, las afectaciones regresen y se vuelvan a tener pérdidas humanas y económicas.


Muchas de las propuestas, bien intencionadas sin ninguna duda, sirven como paliativos temporales a un problema que debió ser atendido hace años; los daños sufridos en las comunidades, si bien fueron expuestos por los sismos, se deben a la falta de reglamentos de construcción locales funcionales.


Los gobiernos municipales emiten reglamentos de construcción que deben ser observados con obligatoriedad. Sin embargo, en comunidades pequeñas dichos reglamentos son solo la copia de reglamentos de entidades cercanas, en muchas ocasiones es utilizado el de la Ciudad de México, en caso de existir alguno. Muchos de los reglamentos de construcción de ciudades de grandes dimensiones hacen referencia a los reglamentos de construcción de dependencias como la Comisión Federal de Electricidad, dirigido a edificios con características específicas y que no contemplan la construcción predominante en comunidades de escasos recursos. Esta situación conlleva a que los métodos de construcción tradicionales locales queden por completo fuera de norma y se tenga un completo desconocimiento del comportamiento de dichas estructuras ante sismos.



La posible solución


Es necesario que se realice un esfuerzo por parte de las instancias gubernamentales para dotar a las localidades pequeñas de manuales que contemplen los sistemas constructivos vernáculos. Estos deben ser de fácil interpretación y específicos para cada comunidad. Dichos manuales deben además recibir el tratamiento de reglamento, de forma que se vuelvan de observación obligatoria.

Los distintos cuerpos gremiales, así como las instituciones académicas, deben de contribuir a la elaboración de este material, y el mismo se debe realizar mediante modelos de participación social para poder identificar adecuadamente las principales variables demográficas que pueden estar presentes en las construcciones regionales.



M.G.P.C Alejandro Pérez Villaseñor, Director de la carrera de Ingeniería Civil

PhD. Miguel Xicotencatl Rodríguez Paz, Director del Departamento de Ingeniería Civil y Tecnologías Sustentables

ITESM Campus Puebla



Bibliografía


Landa, V., Segura, R. G. (2017). Algunas reflexiones sobre la “Arquitectura Vernácula”. Cuadernos de Arquitectura y Asuntos Urbanos, 7(7), 67-71. Recuperado de http://www.arquitectura.uanl.mx/Cuadernos%20de%20Arquitectura%20y%20Asuntos%20Urbanos/pdf/num7/6%20ALGUNAS%20REFLEXIONES%20SOBRE%20LA%20ARQUITECTURA%20VERNACULA.pdf

Entradas recientes
Archivo