April 6, 2018

March 29, 2018

March 26, 2018

Please reload

Entradas recientes

El exvoto mexicano en los siglos XX y XXI (Parte 1)

Los exvotos son retablos populares realizados como expresión de gratitud hacia Dios, la Virgen o algún santo de la devoción católica, era común encontrarlos en iglesias o santuarios. Pintados al óleo o con esmalte sobre lámina, en ellos se representa una acción milagrosa en dos registros: uno pictórico y otro en forma textual que juntos dan testimonio de la intervención divina por el milagro recibido.

 

Las imágenes del exvoto son de una clase de pintura popular que imita el arte religioso “culto”, están inspirados en modelos pictóricos de otras épocas, con un estilo de poca profundidad, carentes de la perspectiva y proporciones de las obras academicistas, debido a que su hechura se hacía en un periodo de tiempo corto. Los exvotos eran pedidos de gente sencilla a pintores inexpertos quienes, sin embargo, los elaboraban con cuidado y decoro.

 

 

Tres elementos los caracterizan:

  1. El uso de imágenes estandarizadas basadas en los modelos de arte religioso “mayor” pero pintados de forma sencilla para clientes de recursos modestos, lo que los dota de un estilo desenfadado y costumbrista.

  2. La ingenuidad de las personas que pintan los exvotos se manifiesta a través de las faltas de ortografía de las inscripciones en los mismos. Esto es muestra de la clase social a que pertenecían los fieles, siendo un arte excluyente de gente acomodada o de la Iglesia. Estas pequeñas pinturas no fueron creadas por artistas reconocidos sino por personas comunes que, posiblemente tenían conocimientos mínimos de pintura.

  3. Los temas tratados en el exvoto que en ocasiones son de corte irónico y reflejan la ingenuidad tanto de los fieles como de los pintores a cargo. En ellos era común agradecer por ejemplo, por un burro que no se murió, o por cosas resueltas de la vida ordinaria.

El exvoto es reflejo de las condiciones de un México en pleno cambio político, social y cultural, es una mirada a través de los ojos de los hombres comunes que padecieron las consecuencias de la transición histórica, una expresión de las necesidades y creencias del pueblo mexicano, por ello, el exvoto persistió a través de los tiempos como forma de representación popular.

 

El exvoto en tiempos de la Revolución Mexicana (1910-1930)

 

La historia puede ser vista a través de la mirada de un pueblo, el cual expresa mediante formas gráficas y textuales los trágicos acontecimientos de una región, de un país, así fue la Revolución para muchos mexicanos.

 

Los héroes nacionales de estas contiendas, oficializados por los gobiernos posteriores y legitimados a través de la escuela pública en México: Francisco I. Madero, Villa, Zapata, Carranza y Obregón, no siempre fueron bien vistos por el pueblo mexicano, ya que levantaron al país en armas durante once años.

 

En los exvotos realizados durante esa época se observa la inconformidad y sufrimiento de muchos mexicanos que se resistían a los cambios y tenían una tradición religiosa arraigada desde la conquista española. Muestra de ello son las escenas que reflejan el temor del pueblo por el paso de los generales revolucionarios, de la inseguridad que traían consigo pues es de recordar que en ocasiones, las personas eran despojadas de sus pertenencias, las mujeres ultrajadas y los hombres obligados a servir en la Revolución. Aunado a eso, existían desigualdad social, falta de educación y carencias económicas.

 

El estilo único del exvoto se mantiene pero existe una transformación en la representación y las temáticas, en esta época es común agregar a los exvotos personas con armas, militares e incluso hombres del campo en situación de lucha.

 

Se aprecian escenas con vagones de tren, vías del ferrocarril, casas y templos incendiados, personas ahorcadas, heridos o fusilados, y otros sucesos propios del periodo revolucionario. Las vestimentas también son características de la época: sombreros zapatistas o villistas, cananas, vestidos largos y rebozos cruzados de las llamadas “Adelitas” (mujeres que luchaban) son reconocibles en estas pinturas.

 

Bibliografía

Exvotos (2000). Artes de México. México: CONACULTA.

Gutiérrez, R. (2040). “Lo barroco y lo popular, expresión artística en la América contemporánea” en Arte Barroco: Una revisión desde las periferias. México: La Laguna, Fundación MAPFRE-Guanarteme.

Please reload

Please reload

Archivo