Aida Elizabeth Peláez Avilés.

 

 Somnolienta abrí los ojos con la cálida caricia de  los primeros rayos de sol, salté de la cama al mismo tiempo que me deleitaba el canto de un pájaro que estaba posado en la cornisa de la ventana de mi recámara. Vi el reloj, con gran prisa y entusiasmo deslice la ropa sobre mi cuerpo  ya totalmente despierto; bajaba corriendo las escaleras cuando de pronto una mano me paró en seco: era mi madre con su siempre risueña mirada, pero no por eso con menos  autoridad. Ella siempre se encargaba de poner orden a mi alocado caminar… aún hasta la fecha.

¡Todo estaba listo!

Laly preguntó:

“¿El sonido se escucha bien?”.- Todas atendíamos a sus precisas instrucciones con mucha atención.

-Ella es una las pioneras del Nado Sincronizado  en México y en ese  tiempo también  entrenadora del Equipo Nacional.-

Se escucha el eco del rítmico  conteo del 1 al 8 con sus acentos debidamente resaltados   por su maestría  en el  conocimiento de música y amor a este deporte.

El ser humano siempre ha sido inspirado por su imaginación, las sirenas, la danza, el agua cristalina… es mágica y fantástica.

En un inicio fue conocido como Ballet Acuático. En 1907 la australiana Annette Kellerman fue la primera bailarina acuática que se hizo famosa con actuaciones en una alberca de vidrio en Nueva York.

En los años veintes en Canadá algunos entrenadores de waterpolo y la clavadista Margaret Sellers con un grupo de mujeres, desarrollaron lo que llamaron natación ornamental y su objetivo principal era crear técnicas de natación y salvamento.

El Nado Sincronizado se hizo más popular cuando Esther Williams interpretó musicales acuáticos en Hollywood en los 40´s y 50´s.

-Ven a desayunar antes de irte a entrenar-  Mi madre, igual que mi padre se habían documentado muy bien acerca de la alimentación de un deportista, ellos, como muchos padres nos apoyaron en todo lo que podían y sabían que la alimentación es básica y parte de la disciplina.

En 1955 México participa oficialmente en su primera competencia en los ll Juegos Deportivos Panamericanos realizados en la Ciudad de México, de donde surgieron 3 grandes pilares del Nado Sincronizado: Guillermina Oteiza, Cristina Villicaña y si, ella, mi enérgica entrenadora; Eulalia Martínez de Castro mejor conocida como Laly.

 

Ella, en pleno sol, no dejaba de corregir poniendo toda su atención a pesar de las muchas distracciones, siempre estaba a la vanguardia en las innovaciones, gracias a esa pasión aparte de lograr ser la entrenadora Nacional; en 2008 es miembro de la Comisión Técnica Nacional de Nado Sincronizado y Directora de la Comisión de Jueces de México. Todas sus nadadoras éramos contagiadas por su entusiasmo y amor a este deporte que combina diferentes actividades deportivas y artísticas como: natación, ballet, flexibilidad, expresión corporal, educación musical, flexibilidad, acrobacia y fuerza.

Se logra integrar:

-Deporte y arte -Altura y estabilidad -Flexibilidad y Control Corporal.

Y para lograr esto, las practicantes del N.S. deberán desarrollar:

-Habilidades físicas, Técnicas, Tácticas y psicológicas, coordinación, sentido del ritmo, kinéstesis, fluidez, equilibrio, conciencia y control corporal, extensión entre otros.

También capacidades coordinativas, capacidad de acoplarse, orientación, capacidad de adaptarse al cambio, de reacción, aparte de fuerza, resistencia y velocidad.

 

Mejora la fuerza corporal

                                          Beneficios de entrenar el nado sincronizado:

 

 

Mejora la resistencia

Elimina las tensiones

Tonifica los músculos

Mejora la agilidad

Mejora la flexibilidad

Mejora la circulación

Mejora la coordinación

 

 

 

Mejora el sistema respiratorio

 

El trabajo en equipo es especialmente importante y es algo que como mujer me parece realmente resaltable en nuestro país con personas tan valiosas.

 

Amo a México, es mi país y sé lo bello que es ver ondear nuestra bandera en el extranjero cuando triunfamos, me he sentido emocionada hasta las lágrimas al darme cuenta de lo que, juntos, como país, podríamos realizar con amor, cooperación, honestidad y trabajo. Si todos pusiéramos el corazón en nuestra vida y la de los que nos rodean, con menos esfuerzo nuestro país brillaría mucho más de lo que lo hace actualmente.

 

 

Actualmente, en las últimas Olimpiadas realizadas en Rio, Nuria Diosdado y Karem Achach llevaron a México a una final Olímpica de Nado Sincronizado. Una gran felicidad para la familia acuática de México.

  Tenacidad, honestidad, trabajo y mucha disciplina que las mexicanas tenemos la facultad de tener.

¡Vamos México!  En todos los ámbitos del quehacer de los habitantes de este bello país.

NADO

SINCRONIZADO