alimentos ligth

¿son buenos?

Light en su traducción literal al español  es “LIGERO” e inmediatamente salta en nuestra cabeza una imagen de algo que “pesa menos” o que “tiene menos”.  Esto en general se refiere a que les han retirado o disminuido, azúcar, grasa o sodio.  Varias preguntas pueden surgirnos cuando vemos un alimento o bebida que dice “light” ¿es malo?, ¿produce cáncer?, ¿perderé la memoria?, ¿ateroesclerosis u otra enfermedad?

 

El término “light” no quiere decir “sin calorías o ENERGÍA”  si no que  proporciona menos calorías o energía que el producto original. Este término es utilizado en productos  que contienen el 50% menos de grasa o el 30% menos de calorías que su versión normal, también se puede referir a que tiene 50% menos de sodio (sal). Esto lo podemos ver en la etiqueta del producto.

 

Las bebidas light son aquellos refrescos, jugos, y té,  en los cuales se sustituye el azúcar con otra sustancia que sabe  igual de dulce pero que no aporta las calorías que lleva el azúcar (se llaman edulcorantes), en este caso si el único aporte energético  del producto proviene del  azúcar este producto  se va a considerar sin  calorías. La gelatina light o sin azúcar entra en este mismo grupo. Entre los endulcorantes más utilizados en las bebidas y alimentos se encuentran: la sacarina (poco utilizada en México), el aspartame y   la fenilalaina ( canderel, nutra sweet), el asesulfame de potasio, las sucralosa (splenda), los ciclamatos y el estevia (Svetia). Hasta la fecha   estos han sido analizados  por los diferentes organismos mundiales que regulan estos como la FDA (Fod and Drugs Administration), y EFSA (European Food Safety Authorithy), OMS (Organización Mundial  de la Salud)  entre otras, y han concluido que su consumo es seguro si las dosis ingeridas  son las indicadas. Aunque existen reportes de estudios en ratas que sugieren que el consumo de aspartame a dosis muy altas puede dejar desprotegido al cerebro exponiendolo a daño oxidativo y que puede ser causa de cáncer de hígado y pulmón.  El instituto de Ciencias y Tecnologia de los alimentos en agosto del 2003, hace un analisis extenso de los reportes cientificos  a favor y en contra del uso del aspartame (presente en la mayoria de las bebidas de dieta), encontrando muchas debilidades en los estudios que lo involucran como una molecula no segura. Las asociaciones mundiales hacen incapié que es una sustancia segura siempre y cuando se ingiera con moderación. En nuestra opinión no recomendamos la ingesta habitual de aspartame hasta dejar claras estas diferencias de opinión en los estudios.

 

La leche light es un caso diferente, es leche que contiene menor cantidad de grasa que la leche “normal” o leche entera. Podemos encontrar leche entera (con todo el contenido de grasa), leche semidescremada (con 50% menos de grasa) y la leche descremada o light  (con  75% menos de grasa), aunque en la actualidad existen productos lácteos a los cuales se les quita aun más de este porcentaje de grasa y esto no quiere decir que  la leche light no nos va a proporcionar ningún aporte de calorías, solo que contienen menos. Un error común es creer que la leche light tiene menos aporte nutrimental, pero las proteínas y el calcio se mantienen igual que en la leche entera. Esta regla aplica también con los quesos y otros derivados lácteos,  ya que existe el miedo a que pueda causar daño si es consumida por niños o mujeres embarazadas, sin embargo no hay ningún riesgo en ello.

 

En el caso de  los embutidos (jamón, salchichas, chorizos, salamis etc.) lo que vamos a encontrar en el mercado, son productos reducidos en contenido de grasa y sodio (sal), la diferencia en el contenido de grasa  va estar determinada  por origen del embutido, por ejemplo si proviene de carnes de cerdo el contenido va ser más elevado que si es de pavo.

En la cajeta light la diferencia está en el tipo de leche que utilizan para su fabricación (entera o descremada) sin embargo su contenido de azúcar es el mismo.

 

No hay razón para tener miedo a los alimentos light, sobre todo a aquellos que les han retirado sodio o grasa. Aconsejamos  un consumo eventual o reducido en las bebidas y alimentos  con aspartame. En el caso de Sucralosa (Splenda) y stevia (Svetia) no encontramos estudios que hablen de riesgo en su ingesta SOBRE TODO SI ES MODERADA.

 

Por Maribel Cubillas Sada. Nutriologa / Javier Rubalcaba Priego. Méd. Internista.