Cómo tener un mejor enfoque de la literatura japonesa

Berenice Romero

 

En el último siglo, la producción de literatura japonesa ha aumentado. Durante muchos años, el enfoque de la literatura japonesa fue complicado, incluso algún crítico expresó: "Es casi imposible encontrar buenos libros sobre Japón". Esta situación está relacionada con una época determinada como "Sakoku", que significa "país encadenado". Después de esto, cuando el período Edo terminó alrededor de 1853, comenzó una nueva era para los japoneses. Los samuráis permitieron que la población abandonara el país y, de la misma manera, se permitió la entrada de extranjeros. A partir de ese momento, Occidente conoció la producción de literatura oriental, específicamente la japonesa. Dado que la cultura, ideología y sociedad de Oriente son muy diferentes de las de Occidente, aquí hay algunos pasos para tener un mejor acercamiento a la narrativa japonesa.

 

El primer paso para leer literatura japonesa es decidir un tema. Cuando quieras comenzar a leer novelas, es esencial que reconozcas tus intereses. Los temas más frecuentes son el amor, la violencia, la amistad, la muerte, las drogas, la Segunda Guerra Mundial y las deformaciones físicas (cuestión fundamental debido a la bomba nuclear en Hiroshima). Con este elemento en tu mente, puedes ir al siguiente punto.

 

En segundo lugar, la extensión de las novelas. Hay muchos libros japoneses geniales, pero las novelas japonesas tienen la característica de ser muy cortas o muy largas: las historias cortas tienen aproximadamente de 100 a 150 páginas, y los libros largos tienen entre 400 y 700 páginas. Los lectores pronto pierden interés cuando ven cientos de páginas llenas de letras. Inmediatamente se sienten aburridos y dejan de leer. Así es necesario determinar qué tipo de lectura prefieres: corta o larga.

 

Después de decidir tema y una extensión, el siguiente paso es la traducción. La relación entre Asia y América, en términos económicos, generó mucho intercambio con respecto a la adquisición de libros. En este punto, es esencial saber que la traducción es un factor crucial. Europa tiene una posición fundamental en este caso. Por ejemplo, toda la producción literaria en Japón está escrita en japonés (con la excepción de los autores japoneses Haruki Murakami y Banana Yoshimoto, que en algunas ocasiones escriben en inglés), por lo que el trabajo de traducción depende especialmente de España. Siempre verifica que el libro que vas a leer esté escrito por dos o tres traductores: un japonés, un español y un inglés. Esa es la única forma en que puede estar seguro de que la traducción se trabajó con altos estándares.

 

Una de las últimas cosas es elegir un autor. Japón tiene muchos escritores exitosos, incluidos dos premios Nobel. Antes de comprar un libro, consulta en Google y revisa la biografía de un autor que te parezca interesante. Algunos autores japoneses famosos en Japón son Yasunari Kawabata y Jun'ichirō Tanizaki, quizás podrías comenzar a leer La llave de Tanizaki. Resultará más fácil que encuentres libros del autor Haruki Murakami porque todo su trabajo está traducido del japonés al español.

 

Si sigues estos pasos podrás tener un excelente acercamiento a la literatura japonesa. Leer de manera regular este tipo de novelas te permitirá tener una mejor relación con la narrativa japonesa. Las personas que leen literatura japonesa aumentan su sensibilidad hacia la cultura oriental. Recuerda que un trabajo literario es excepcional debido a la acción y la forma de contar esa acción; si sigues estos pasos, estarás muy cerca de ser un lector exitoso de textos japoneses.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dra. Berenice Ramos Romero
Doctora e investigadora por la Pontificia Universidad Católica de Chile.